Guía de buenas prácticas para combatir el despilfarro de alimentos en el hogar

  • Realizar la compra con la lista de ingredientes necesitas para elaborar los menús planteados.
  • Elegir los productos con la fecha de caducidad en función de cuando tengas previsto su consumo. Si todos cogemos los productos con la fecha de caducidad más lejana, también favorecemos el desperdicio en el lineal. Si los cogemos con fecha demasiado cercana sabiendo que no lo vamos a consumir, corremos el riesgo de que se estropee en casa y terminará en la basura.
  • Una vez en casa, colocar la compra de forma ordenada para favorecer la visualización de los productos y así también su uso de manera que no acumulemos alimentos que acaben por pasarse de fecha de consumo.
  • Gestionar adecuadamente todo lo que hemos comprado congelando aquellos alimentos que no vayamos a consumir.  Si los envases recogen más cantidad de la que necesitamos también podemos separar dejando una parte en nevera y otra en congelador.
  • Ordenar los productos por prioridad de consumo, es decir, disponer los productos en el frigorífico colocando los de consumo próximo más a la vista.
  • A la hora de cocinar calcular las medidas según los comensales.
  • Cuando emplatemos, no hagamos raciones demasiado grandes, teniendo especial consideración cuando calculemos la cantidad para los niños. Si sobra comida es preferible que sea en la cazuela y no en el plato, por higiene. Así esas sobras podremos aprovecharlas.
  • Pensar en recetas con productos que nos han sobrado.
  • Adquirir envases que se ajustan al consumo de cada hogar.

 

fuente: http://trabajadorasocialsevilla.blogspot.com.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *