Software: Tagxedo – Nube de palabras sobre el despilfarro.

  Tagxedo es una de las herramientas 2.0 más conocidas para crear nubes de palabras interactivas. Es muy intuitiva y con una interfaz clara que facilita el trabajo. Las nubes de palabras creadas con Tagxedo se descargan en varios formatos y se comparten en la red a través de las redes sociales.  Tagxedo cuenta con una galería con ejemplos de trabajos de otros usuarios que nos puede interesar visitar.

 

La fecha de caducidad

Fecha de caducidad

La fecha de caducidad es una medida de seguridad que se pone en los alimentos perecederos, frescos o con riesgo microbiológico. Esta indicación aparece en la carne, el pescado crudo, los vegetales, los preparados lácteos líquidos o los productos frescos de panadería y pastelería, una vez pasada la fecha, no deben consumirse. El producto puede estar en mal estado, estropeado o incluso ser peligroso por la presencia de bacterias patógenas.

Para identificarla, fíjate que en el envase del producto bajo la denominación ‘fecha de caducidad’ aparezcan unos dígitos compuestos por el día, mes y el año indicando hasta el último día en el que puede consumirse ese alimento.

Ante la llegada inminente de la fecha límite, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) aconseja congelar el alimento para alargar su vida útil. Eso sí, después de descongelarlo habrá que consumirlo en menos de 24 horas y cocinarlo de modo adecuado.

¿Qué diferencia existe con las de consumo preferente?

Los productos con fecha de consumo preferente, aquellos sobre los que se pone la leyenda ‘Consumir antes del…’, son alimentos poco perecederos que por sus propiedades (baja composición de agua, alto índice de pH, de sal o de azúcar) son poco compatibles con el desarrollo de bacterias. Se trata de alimentos estables y duraderos. Es cierto que, con el tiempo, pueden llegar a estropearse: su sabor puede haberse alterado, la textura, el color, el aroma… pero no habrá riesgo microbiológico para el organismo si los consumimos.

Dentro de los alimentos con fecha de consumo preferente encontramos el aceite, el vinagre, la harina, las galletas, los aperitivos salados, la pasta, los embutidos, el queso, el huevo, las legumbres, los cereales, la miel, las latas o los bricks de leche, como algunos ejemplos.

fuente: http://www.webconsultas.com/dieta-y-nutricion/higiene-alimentaria/fecha-de-caducidad-11529